viernes, 24 de enero de 2014

Bizcocho de Kumquats y gotas de chocolate

Estamos en temporada de kumquats, por si no los conocéis son unas naranjas muy pequeñitas, que se pueden cultivar incluso en maceta. A mi me han dado una gran bolsa con ellas y espero sacar tiempo para poder presentaros varias recetas diferentes.

Empiezo con este bizcocho que me inspiró mi amiga Laurita del blog Cocinax2. Ya lo había probado antes pero nunca lo había preparado yo, así que fue la primera receta que se me vino a la cabeza cuando tuve los kumquats en mi poder. 
Le he hecho unos ligeros cambios, como aumentar la cantidad de kumquats o agregarle unas gotas de chocolate, porque mientras preparaba este bizcocho me acordé de Nino, una gran amiga a la que le encanta la combinación naranja-chocolate, así que éste ha sido el resultado. Espero que os guste tanto como a mi.



Ingredientes: 
275gr. de kumquats (alrededor de 250gr. cuando están despepitados)
3 huevos
200gr. de azúcar
100gr. de aceite de oliva virgen extra
250gr. de harina de reposteria (floja)
1 sobre de levadura química
50gr. de pepitas de chocolate (opcional, se puede omitir o echar mas cantidad, hasta los 100gr., según os guste el chocolate)

Preparación:
Precalentar el horno a 180ºC.
Lavamos los kumquats, los partimos por la mitad y con la ayuda de la punta de un cuchillo sacamos los huesos. Los trituramos  con una batidora o robot y reservamos este puré para añadirlo a la masa mas adelante.


Batimos el azúcar con los huevos a velocidad alta para que monten bien (este paso es importante si queremos que las pepitas de chocolate no se vayan luego al fondo del molde, la textura de la masa no debe quedar muy líquida).


Añadimos entonces el puré de kumquats y el aceite, poco a poco y batiendo a velocidad baja.


Cuando la mezcla esté homogénea añadimos la harina junto con la levadura. Podemos seguir batiendo a velocidad baja, pero no mucho tiempo, no queremos que se desarrolle el gluten de la harina. Es mejor terminar de mezclar con cuchara, con movimientos envolventes que harán que la harina se integre bien sin que la masa pierda su volumen.


Por último añadimos las pepitas de chocolate y removemos para que se repartan uniformemente.
Encamisamos un molde apto para horno (yo uso un spray desmoldante porque me parece muy cómodo). Echamos la mezcla en el molde y dejamos hacer en el horno a 175-180ºC unos 45 minutos. El tiempo de horneado dependerá mucho de nuestro horno y del molde que utilicemos. Yo he usado uno de 20cm. de diámetro y 7cm. de alto, pero podéis usar cualquiera que tengáis, cuidando el tiempo de horneado. 
Después de los 30-40 minutos iniciales podéis comprobar pinchando en el centro del bizcocho con una aguja, si sale limpia y seca, significará que está listo. Dejar entibiar unos minutos y desmoldar sobre una rejilla hasta que enfríe completamente.

Podemos espolvorear un poco de azúcar glass por encima para decorar, o bañarlo con una ganache de chocolate, como mas nos guste. 






domingo, 19 de enero de 2014

Plumcake de frutas confitadas y nueces de macadamia

Seguro que muchos comprasteis un buen arsenal de frutas confitadas pensando en los roscones o panettones que ibais a preparar estas pasadas navidades, y que por una cosa u otra siguen ahí en la despensa. Pues tranquilos, con esta receta, esas frutas no llegarán a caducar, aunque como inconveniente os diré, que el bizcocho tiene un sabor delicioso y querréis salir corriendo a comprar mas fruta confitada para repetirlo a menudo.
Eso sí, no esperéis un bizcocho esponjoso, es tierno pero compacto, como debe ser este tipo de bizcocho. Probadlo y me contáis.


Ingredientes:
250gr. de azúcar
250gr. de mantequilla blanda (de buena calidad, nada de usar margarina)
4 huevos
250gr. de harina de reposteria
1'5 cucharaditas de levadura química en polvo
1 chorrito de ron añejo o coñac
200gr. de fruta y cáscara de fruta confitada
100gr. de nueces de macadamia

Preparación:
Precalentar el horno a 175-180ºC.
Si la fruta no la hemos comprado en daditos, trocearla. Picar un poco las nueces de macadamia, no importa que queden unos trozos mas gruesos que otros. 



Batir el azúcar con la mantequilla blanda (si se os ha olvidado sacarla del frigorífico, cortarla en daditos pequeños y ponerla en un cuenco unos 30 segundos al microondas, no mas, no debe fundirse). Cuando la mezcla sea cremosa ir añadiendo los huevos de uno en uno sin parar de batir.


Cuando la masa sea homogénea, añadir la harina y la levadura y mezclar un poco a velocidad baja. Agregar un chorrito de ron o coñac y remover.

En la foto de la derecha podéis ver la textura que tiene la masa tras agregar la harina y el ron

Añadir las frutas y las nueces a la mezcla y terminar de remover hasta que los trocitos estén bien repartidos en la masa.

Forrar un molde de plumcake (de 26-28cms de largo) con papel de horno. Echar la mezcla en el molde forrado alisando un poco la superficie. Hornear unos 60-70 minutos vigilando que se haga por el centro pero sin quemarse por encima. Si veis que empieza a dorarse demasiado lo podéis tapar con un papel de aluminio. Cuando al pincharlo por el centro la aguja salga limpia estará listo, pero no abráis el horno antes de que hayan pasado unos 35-40 minutos.
Desmoldarlo y dejar enfriar encima de una rejilla. 


Notas: En vez de las frutas confitadas y nueces de macadamia podéis utilizar cualquier combinación de frutos secos que os guste junto con pasas despepitadas (o de corinto), o incluso gotas de chocolate.
En la siguiente foto os muestro las frutas confitadas que he utilizado para esta receta, compradas en Lidl.






miércoles, 15 de enero de 2014

Plumas rayadas con salsa de pimientos y champiñones

Ya se que no deja de ser un simple plato de pasta, pero ahora que muchos os habéis propuesto cuidaros y comer sano, os vendrá bien esta idea para sustituir otras salsas de queso o nata, mucho mas calóricas.
Personalmente prefiero la pasta solo con ajos y un buen aceite de oliva, pero de esta forma puedo incluir otras verduras que son menos atractivas, sobre todo para los niños.


Ingredientes (para 4 personas):
350gr. de penne rigate, plumas o macarrones
1 puerro
1 pimiento rojo
300gr. de champiñones
aceite de oliva virgen extra
sal y pimienta recién molida
cebollino (fresco o liofilizado)

Preparación:
Limpiamos y cortamos el puerro en rodajas, aprovechando la parte verde mas tierna. Pelamos el pimiento con un pela-patatas y lo troceamos. Limpiamos y fileteamos los champiñones.

Ponemos abundante agua a hervir para cocer la pasta como indique el fabricante, añadiendo la sal y la pasta cuando el agua burbujee.

Mientras tanto, en un fondo bajo de aceite pochamos el puerro. Cuando esté tierno añadimos el pimiento troceado y seguimos sofriendo. Añadimos entonces los champiñones y dejamos sofreír unos cuantos minutos mas. Salpimentamos  y condimentamos con cebollino picado. Añadimos un vaso del agua de la cocción de la pasta y dejamos cocer hasta que el caldo se reduzca.

Cuando la pasta esté cocida, la escurrimos y la rehogamos con el sofrito. Y a servir!

Pd: Perdonad que no haya puesto fotos del paso a paso, pero al ser una receta tan básica ni siquiera había pensado publicarla. He decidido hacerlo cuando mi hijo me ha dicho que era la comida mas rica que había comido nunca. Ya se sabe, con niños, la pasta siempre es un éxito, aunque sea con verduras!