martes, 17 de noviembre de 2009

Mermelada de granada a la canela

Me encantan todas las mermeladas, es rara la mañana que no desayune mi pan con mantequilla y mermelada junto con mi gran vaso de café con leche. A veces voy variando, pan tostado con ajito restregado, aceite de oliva y jamón serrano, o algún diita suelto de invierno, sobre todo si estoy en el campo con la chimenea encedida, mi pan tostadito con zurrapa de lomo, ¿se os cae la baba? pues recogedla, que me estais poniendo todo esto perdido, ji ji  :)

Bueno, hablando en serio, si habéis leido las líneas anteriores ya sabréis porqué es imposible que yo empiece una dieta, ¿verdad?
Todo lo que me he enrollado para decir que hago mermeladas casi de todo porque me gusta hacerlas y sobre todo, comerlas.


Esta mermelada de granada está muy rica pero los huesecillos hacen que sea un poco desagradable comerla, aunque a mi me molestan muy poco. ¿La manera de eliminarlos? Pasar todos los granos por un pasapurés antes de comenzar la cocción.

Ingredientes:
600gr. de granos de granada (aproximadamente 3 granadas)
300gr. de azúcar
1 cucharada de canela
zumo de 1 limón

Preparación tradicional:
Poner todos los ingredientes en una olla o cazo y cocer a fuego medio hasta que tenga la textura de mermelada, removiendo de vez en cuando y vigilando para que no se pegue.
Mas abajo pongo como se sabe que tiene el punto de mermelada.

Preparación con MyCook:
Poner todos los ingredientes en el vaso y programar 30 minutos temperatura 110º, velocidad 2, con el taponcito quitado para que evapore.
Esta fruta tiene mucha agua, puede que necesite mas tiempo de cocción para que quede mas compacta, aunque espesa mucho al enfriarse. Yo la tuve 45 minutos.
Transcurrido el tiempo , meter en botes esterilizados y dejar enfriar cerrados boca abajo.

Para saber el punto exacto de la mermelada existe el siguiente truco:
Poner una cucharada de mermelada en un plato frío, enfriarla rápidamente y empujarla con el dedo: si se queda, si se “agarra” al plato y la superficie se arruga ligeramente, la mermelada está lista. Por el contrario, si se desliza habrá que cocerla un poco más.

Ya sabéis, si no os gustan las pepitas, podéis triturar todos los granos y pasarlos luego por un pasapurés, antes de empezar la cocción.
Print Friendly and PDF