martes, 15 de diciembre de 2009

Crema de garbanzos con sepia

Tengo que confesar un secreto... yo no soy muy de legumbres, y una de las que menos me gustan son los garbanzos. Pero como de vez en cuando hay que comerlas pues busco recetas que me parezcan apetecibles, y ésta es una de ellas. Me ha encantado, ya que al sabor de la crema de los garbanzos se le unen las especias, verduras y el juguito de la sepia, eso es lo que mas sabor le da!

Para que la coman los niños pequeños (Silvia, para tus mellis Sergio y Elena), se puede picar la sepia muy menudita si ya mastican o triturarlas completamente al igual que los garbanzos, y disminuir las especias. O usar algún otro pescado blanco en vez de la sepia, o un huevo poché, o muslito de pollo sin hueso ni piel a la plancha y picadito o... ¡hay miles de combinaciones posibles y todas muy buenas!




Ingredientes (3-4 personas):
Dos opciones:
2 botes de garbanzos cocidos + 1/2 vaso de caldo de verduras
ó
450gr. de garbanzos (puestos a remojo la noche anterior en agua fría) + un puerro, una cebolla y dos zanahorias

2 sepias pequeñas congeladas por persona ( o una grande para dos personas)
1 cucharada de perejil picado
1/2 guindilla
lonchas de jamón serrano (una por persona)
aceite de oliva
zumo de limón
sal y pimienta

Preparación:
1.- Si lo hacemos con garbanzos de bote:
Escurrir los garbanzos de su líquido de conservación y enjuagarlos. Pasarlos por el pasapurés para obtener un puré fino y homogéneo. Salpimentarlo. Añadir caldo de verduras hasta conseguir una consistencia cremosa, pero no demasiado fluida, y calentarlo a fuego lento, removiéndolo a menudo con una cuchara de madera. Seguir por el paso 2.

1.- Si lo hacemos con garbanzos crudos (ésta es la forma como lo hice yo):
Escurrir los garbanzos del agua de remojo, enjuagarlos y ponerlos en una olla junto con la verdura limpia, pelada y entera o cortada en un par de trozos. Cubrir con agua y cocer hasta que los garbanzos estén tiernos (yo lo hice en la FussionCook, programa legumbres duras).
Pasar los garbanzos y la verdura por la batidora usando solamente un poco del agua de la cocción, hasta conseguir una crema suave. Salpimentarla. Calentar la crema a fuego lento, removiéndola a menudo con una cuchara de madera. Seguir los siguientes pasos para terminar el plato.

2.- Saltear la sepia descongelada y limpia junto con la media guindilla en una sartén antiadherente con un poco de aceite de oliva (se hacen en un par de minutos). Salpimentarla y espolvorearla con la mitad del perejil picado. Un poco antes de terminar de estar listas regarlas con un poquito de zumo de limón para que quede una salsita en la sartén.

3.- Mientras tanto, en otra sartén tostar las lonchas de jamón por las dos caras hasta que estén crujientes.

4.- Servir la crema en los platos repartiendo la sepia por encima. Aromatizar con el juguito que queda en la sartén de las sepias y el resto del perejil picado. Decorar cada plato con una loncha de jamón crujiente. Servir enseguida.



¡Espero que os guste!



Print Friendly and PDF