sábado, 4 de diciembre de 2010

Bizcocho invertido de naranja

Tenía ganas desde hace mucho tiempo de hacer un pudin de naranja, pero por falta de tiempo no me ponía nunca, ni siquiera a buscar la receta de entre mis revistas, hasta que un día decidí que haría algo similar, sin la receta original, a mi manera. Así que hice un bizcocho básico de yogur invertido con rodajas de naranja que me ha encantado, queda jugosito, esponjoso y con un sabor muy rico a naranja.

El molde me lo regaló mi cuñada M.C., así que le dedico esta receta, que por cierto probó y le gustó. Gracias por el molde!


Os paso mi invento. Espero que os guste.
Ingredientes:  
Para el bizcocho (como medida se toma el vasito del yogur, de 125ml.):
2 vasos de azúcar
3 huevos
1 vaso de aceite de girasol
1 yogur natural
2 cucharadas de mermelada de naranja (opcional)
3 vasos de harina
1 sobre de levadura química


Para la base del molde:
1 naranja (o mas, hasta rellenar el fondo del molde)
caramelo líquido (o caramelizar un poco de azúcar)



Preparación:
Preparar el bizcocho batiendo el azúcar con los huevos hasta que blanqueen y suban de volumen. Agregar el yogur, el aceite y la mermelada y seguir batiendo. Por último añadir la harina junto con la levadura tamizadas. Reservar la mezcla.


Pelar las naranjas quitando toda la parte blanca y los huesecillos. Engrasar un poco el molde y poner caramelo líquido en el fondo. Cortar la naranja en rodajas de medio centímetro y colocar las rodajas en el fondo del molde, sobre el caramelo.
Echamos encima de las naranjas la mezcla del bizcocho y horneamos a 170º (el horno lo precaliento a 190º) unos 45 minutos o hasta que pinchando en el centro con un palillo salga limpio, dependerá del tamaño y la forma del molde. Desmoldar aún tibio.
Listo!


Feliz fin de semana! Espero sacar hueco para ponerme al día de vuestras cocinas, aunque no tenga puente.

Print Friendly and PDF