domingo, 23 de enero de 2011

Tiramisú

Uno de los postres favoritos en mi familia, por lo que lo repito a menudo. El truco para que esté delicioso es que las capas de crema no sean muy gruesas y hacerlo un par de días antes de consumirlo. Dejo por escrito mi manera de hacerlo, así cuando me vuelvan a pedir que lo haga no tendrán la excusa de que ellos no conocen la receta...




Ingredientes (para unas 12-14 raciones):
5 huevos (separar claras y yemas)
1 vaso de azúcar (150gr. aprox.)
500gr. de queso mascarpone
500ml. de nata de montar (35%M.G.)
café solo (unos 400ml.)
bizcochos de azúcar (los duros)
cacao puro en polvo (yo de la marca valor)
1 chorretón de licor (ron añejo, amaretto, coñac, licor de café,...) 

Preparación:
Montar la nata con una cuarta parte del azúcar.
En otro bol, montar las claras (se le puede añadir media cucharadita de cremor tártaro, pero no es indispensable).
Y en un tercer bol se baten las yemas, el resto del azúcar y el queso mascarpone. Se le puede añadir un chorrito del licor elegido para que tenga mas sabor.
Unir la crema de las yemas con la nata montada, mezclando con movimientos envolventes para que no se baje. Ir echando las claras montadas poco a poco en la crema mezclando con cuidado. Ya tenemos la crema lista.




Poner el café en un cuenco no muy grande, que quepa un bizcocho de largo, yo uso un tupper cuadrado. El café tendrá que estar templado. Añadirle un chorrito del licor elegido, mis preferidos son el amaretto, el coñac o el ron.
Ahora iremos montando capas de bizcochos mojados en el café, crema y cacao puro hasta terminar toda la crema. Yo lo hago de dos capas, es decir, bizcochos remojados, crema, cacao, bizcochos remojados, crema y cacao. Listo para guardar tapado en el frigo hasta el momento de servir adornado como se prefiera, en este caso yo lo decoré con unas simples chocolatinas.



Notas: Como dije al principio este postre hay que hacerlo un par de días antes para que esté realmente bueno, tiene que reposar y asentarse, quedando los bizcochos mas tiernos y húmedos.
Las capas de crema que sean de un par de centímetros, sino nos parecerá demasiado pesado.
Este postre se puede congelar, pero antes de congelarlo hay que dejarlo al menos un día de reposo en el frigo.
Si hemos optado por congelarlo, tendremos que dejarlo descongelar en el frigorífico o comerlo como helado de tiramisú, sacándolo del congelador unos 20 minutos antes de consumirlo.

Print Friendly and PDF