martes, 6 de septiembre de 2011

Quiche de puerros, champiñones y emmental

Creo que ya os avisé hace poquito que me había dado por las quiches y tartaletas, tanto dulces como saladas, así que después de estas vacaciones y teniendo casi superada la depresión post-vacacional, empiezo a enseñaros las versiones que he ido probando. Espero que os gusten tanto como a mí. Ésta en particular tiene un sabor muy rico, aunque no tenga entre sus ingredientes nada de carne ni pescado. Eso sí, la ración de proteinas la tiene con los huevos y el queso.

Aunque vuelvo al blog antes de lo previsto, por el mono que tengo, creo que voy a estar bastante desaparecida hasta finales de mes, ya que se me presenta bastante ajetreado. Espero que me perdonéis si no os visito como quisiera, aunque uno de los propósitos que traigo a mi vuelta es precisamente atenderos un poco mejor, que sé que merecéis mucho mas de lo que os doy. Reconozco que soy un desastre, tanto dejando comentarios como respondiendo vuestros correos. Hace muy poquito he respondido algún correo después de varios meses de haberlo recibido y seguro que repasándolos encuentro mas emails en la misma situación, ¡que falta de organización tengo!. Gracias por estar siempre ahí a pesar de ello y tenedme un poco de paciencia.



Ingredientes:  
1 lámina de pasta brisa o masa quebrada (yo hice la receta de masa quebrada básica II)
2 puerros
400gr. de champiñones
1 cucharada de mantequilla
150ml. de nata líquida (de bajo porcentaje en materia grasa)
140gr. de queso emmental rallado
un par de ramitas de perejil fresco picado
2 dientes de ajo
3 huevos batidos
sal y pimienta


Preparación:
Lavar y picar los puerros (yo aprovecho hasta la parte tierna de las puntas verdes). Limpiar los champiñones y laminarlos.

Precalentar el horno a 180ºC.
Forrar un molde con la pasta brisa y pinchar la base con un tenedor. Cubrir con papel vegetal y llenarlo de garbanzos o alguna otra legumbre que le de peso y evite que la masa suba. Hornear unos 10 minutos.

Rehogar los puerros con la mantequilla. Agregar los champiñones y los ajos picados finamente. Salpimentar, añadir el perejil, remover y retirar del fuego. Dejar entibiar un poco.

Mezclar lo rehogado con los huevos batidos, el queso rallado y la nata.

Retirar los garbanzos y el papel vegetal de la pasta brisa y rellenar la masa con la mezcla anterior. Hornear a 180ºC unos 30 minutos o hasta que la quiche esté cuajada y un poco dorada. Servir tibia.

Print Friendly and PDF