viernes, 23 de marzo de 2012

Tortillas de bacalao

Antoñito huevo frito
tortilla de bacalao
si tu madre no te quiere
es porque estás medio chalao.

No puedo evitar acordarme de esta canción típica de los carnavales de Tolox cuando como tortillitas de bacalao. Y eso que estas tortillitas son típicas de Semana Santa y no de carnaval, aunque se pueden comer todo el año, bien sean de segundo plato (mejor que el primer plato sea una buena ensalada), o de picoteo.

Ésta es una de esas recetas que no quiero perder y que me ha costado su trabajo conseguirla con sus medidas incluidas, porque es la típica receta que nuestras madres hacen añadiendo la harina y el agua que admitan, el bacalao que quieras, ...
En fin, un día que pillé a mi madre dispuesta a prepararlas yo saqué mis armas (báscula de cocina y medidor de líquidos) y no la dejé añadir nada sin pesarlo bien. Eso sí, la cantidad de líquido puede variar dependiendo del tipo de harina, esos ajustes inevitablemente nos lo darán la experiencia y nuestros propios gustos.




Ingredientes:
400gr. de harina todo uso
1,5 cucharaditas de levadura de repostería
1/2l. de agua caliente (algo mas que templada)
cebolleta fresca al gusto (unas 7-8 cebolletas)
ajo al gusto (6-7 dientes de ajo)
un buen manojo de perejil fresco
500gr. de bacalao desalado
sal
aceite de oliva abundante para freír

Preparación:
El día anterior poner el bacalao en remojo en agua fría y conservarlo en el frigorífico, cambiándole al agua al menos 1 o 2 veces. Al día siguiente, escurrir y quitar la piel del bacalao y todas las espinas, desmenuzándolo.
Limpiar la cebolleta cortándole las raíces y quitando las capas mas superficiales, cortar también gran parte de las hojas verdes, pero aprovechando la parte mas tierna e interna de esas hojas. Picar la cebolleta ya limpia y lavada bien pequeña.
Pelar los ajos y picarlos muy finos, se puede utilizar un prensa-ajos. Lavar el perejil y picarlo.

En un bol amplio, mezclar la harina con la levadura y una pizca de sal. Ir añadiéndole el agua caliente poco a poco sin dejar de remover hasta conseguir una masa sin grumos. Agregar la cebolleta, los ajos y el perejil mezclando bien. Por último añadir el bacalao desalado y desmenuzado y remover para que se repartan en la masa todos los ingredientes de manera uniforme. Probamos un poco esta masa y rectificamos de sal si fuera necesario. Dejamos reposar la masa un buen rato, como media hora.





Mientras tanto vamos calentando abundante aceite en una sartén honda y preparamos una fuente con papel de cocina para dejar escurrir en ella las tortillas una vez que se frían, para que suelten un poco de aceite.

Cuando el aceite esté bien caliente, vamos añadiendo cucharadas de masa a la sartén para hacer las tortillitas, al principio la masa se irá al fondo de la sartén pero irá subiendo a la superficie. Con un tenedor les iremos dando la vuelta para que se hagan por ambos lados. Iremos friendo tandas de cucharadas de masa hasta terminarla toda.
Las vamos dejando escurrir un poco en la fuente que ya teníamos preparada con el papel absorbente y ya estarán listas para comer.


Notas: 
- Si la masa está demasiado espesa y le cuesta caer de la cuchara a la sartén habrá que añadirle mas agua caliente, hacerlo de poco en poco para no aguarla demasiado.
- A la masa también se le puede añadir colorante, pero en mi casa nunca se le ha añadido, no lo vemos necesario.
- Estas tortillas estarán muy crujientes recién fritas, pero se pondrán un poco lacias al día siguiente, y así es como mas me gustan a mí!
- No he sido capaz de contar cuántas tortillas salen con estos ingredientes, es difícil controlar las manos que van llevándose tortillas de la fuente al mismo tiempo que se están haciendo el resto. Perdí la cuenta cuando iba por unas 40.




Aquí os muestro las cebolletas frescas, porque me consta que en cada sitio le llamamos cebolleta a cosas diferentes.



Y ya está aquí el fin de semana, a disfrutarlo!


Print Friendly and PDF