jueves, 15 de noviembre de 2012

Arrasoli (de Doña Amalia)

No sé cómo explicar todo lo que este blog de recetas me aporta. Lo que empezó siendo un cuaderno de bitácoras donde poner las aventuras reposteras que iba elaborando en busca de la mejor tarta de cumpleaños para mi hijo (la mayoría de esas entradas ya las borré), se fue convirtiendo en un modesto recetario gracias a las peticiones de los lectores, y eso sigue siendo, pero últimamente se está convirtiendo en algo más, en un modo de vida, un modo de relacionarme con los demás y de hacer buenas amistades. 
No sé porqué, hable con quien hable, siempre terminamos hablando de comidas o de alguna receta. Eso me ha pasado hasta con el profe del niño, Pepe, una persona a la que apreciamos mucho, por su manera tan singular de ser y de tratar a los niños. Pues resulta, que un día me habló de una bebida muy rica con café que hacía su madre, y yo sin dudarlo le dije que averiguara la receta. Mi sorpresa fue que no me trajo la receta, ya que su madre no la tiene anotada en ninguna parte, ¡me trajo personalmente a su madre para que me enseñara a hacerla! ¿Entendéis ahora a lo que me refiero con todo lo que me aporta el blog y la buena gente que voy conociendo? Yo no tengo palabras para expresarlo...


Esta bebida, según me ha contado Doña Amalia, que así se llama la madre de Pepe, se suele tomar en las sobremesas navideñas, degustando los dulces típicos de esas fechas en familia, aunque se puede beber todo el año.

En cuanto al nombre, no está muy claro cuál es el auténtico, ya que hay quienes lo llaman Rosole, Arosole, Resoli, Rasoli,... yo he decidido quedarme con el nombre de Arrasoli porque es el nombre que se especifica en la wikipedia del pueblo de Cuevas de San Marcos, que es de donde es Doña Amalia.

Ingredientes:
Para la infusión (hacerla con mas cantidad de ingredientes si se van a hacer mas paquetes de café):
un puñado de nueces peladas
2 palos largos de canela
1 cucharada de anís en grano
1 puñado grande de hierbaluisa seca en rama
4 vasos de agua

Para el café:
2 paquetes de café molido de buena calidad, de los de 250gr. (uno natural y otro mezcla a ser posible)
14 vasos de agua (los vasos de 250ml.), como norma son 7 vasos de agua por cada paquete de café

Para el almíbar y terminar el arrasoli:
Azúcar (la cantidad se explica mas abajo en la preparación)
Aguardiente (la cantidad se explica mas abajo en la preparación)

Doña Amalia en faena
Preparación:
Preparación de la infusión:
Poner a cocer en un cazo el agua junto con las nueces, la canela, el anís en grano y la hierbaluisa para hacer una infusión concentrada. Dejarlo cocer todo hasta que haya reducido casi hasta la mitad. Colar y reservar la infusión.

Preparación del café:
Poner en una gran olla el agua junto con el café molido y llevar a ebullición, dejarlo hervir unos minutos y luego dejarlo que se asiente un poco. Colarlo con un colador de tela o un filtro fino, por ejemplo los de papel para las cafeteras eléctricas, aunque tendréis que usar unos cuantos para poder filtrarlo todo.

Mezclar el café ya colado con la infusión y medir la cantidad de líquido que hemos obtenido. Por cada litro de líquido (4 vasos de 250ml.) necesitaremos 1 kg. de azúcar para hacer el almíbar. Es decir, si nos han salido 12 vasos, necesitaremos 3 kg. de azúcar o 3'5kg de azúcar para 14 vasos (¿se entiende verdad?)

Preparación del almíbar:
Un vez que ya sabemos la cantidad de azúcar que tenemos que utilizar para elaborar el almíbar, calculamos los vasos de líquido (café + infusión) que tenemos que poner para su elaboración. Por cada kilo de azúcar pondremos 1 vaso (250ml.) de líquido. El resto del líquido lo reservaremos.
En una olla grande (donde luego pueda caber todo el líquido que tenemos reservado) echamos los vasos de líquido y el azúcar que hemos calculado y dejamos cocer hasta conseguir un almíbar a punto de hebra, esto es muy importante, ya que es lo que hará que nuestra bebida se conserve mucho tiempo (para conocer si el almíbar está a punto hebra, si no tenemos un pesajarabes, habrá que coger un poco de almíbar con una cuchara y mojarnos los dedos índice y pulgar con un poco de ese almíbar ya templado, unimos lo dedos y los vamos despegando, si se hace un hilo entre los dos dedos es que el almíbar está listo, si no lo hace hay que dejarlo cocer un poco mas y repetir la prueba. También se puede comprobar dejando caer el almíbar de la cuchara, formará un hilito hacia abajo).

Finalizando el arrasoli:
Una vez que ya tenemos hecho el almíbar, vamos echando el resto de líquido que teníamos reservado (café+infusión) sobre el almíbar al mismo tiempo que vamos removiendo, siempre en el mismo sentido. ¡Ojo! no lo hagáis al revés, no echéis el almíbar sobre el líquido frío o se irá solidificando al unirse formando bolitas de almíbar dentro de la bebida. Siempre hay que echar el líquido frío sobre el almíbar que aún está caliente, despacio y sin parar de remover para que se mezcle todo bien.

Una vez que tenemos unido el líquido (café+infusión) con el almíbar volvemos a medir la cantidad que hemos obtenido para calcular el aguardiente que vamos a necesitar.
Por norma general añadiremos 1 vaso de aguardiente por cada 4 vasos de mezcla (250ml. de aguardiente por cada litro de mezcla).
Unimos el aguardiente con la mezcla y removemos bien. Luego dejamos la olla bien tapada hasta que la bebida esté totalmente fría.
Una vez bien fría envasamos en botellas bien limpias (esterilizadas a ser posible) y que tengan un buen cierre que no deje que se evapore el alcohol.
Si vamos a tapar con tapón de corcho que es poroso, lo debemos envolver en plástico o papel de aluminio y presionarlo bien en la botella, aunque luego tengamos que usar un sacacorchos para abrir la botella.



No me digáis que no se os ha pasado ya por la cabeza hacer unas botellitas como las de la foto para regalar estas navidades, eh? Si queréis las etiquetas que he usado yo pedidmelas y os las envío en un fichero por correo electrónico. El texto podéis modificarlo, miden 4x5 cms.

Tapón de corcho recubierto de papel de aluminio doble



Notas:
- Doña Amalia llama a esta receta "al minuto", ya que es la versión rápida, la que se hace en un momento. Para elaborar el arrasoli tradicional habrá que poner a macerar todos los ingredientes en crudo un par de meses (café molido, aguardiente, canela, hierba luisa,...). Trascurrido ese tiempo se elabora el almíbar con agua y se mezcla todo de la misma manera que se explica mas arriba.
- Si alguien quiere un arrasoli mas fuerte puede agregarle mas aguardiente, eso ya es al gusto de cada cuál. Con la cantidad que se especifica en esta receta os puedo asegurar que gustará incluso a los que no están acostumbrados a beber alcohol.
- Los ingredientes utilizados, sobre todo el aguardiente y el café, deben ser de buena calidad.
- En verano o cuando nos apetezca, se puede tomar fresquito guardándolo en el frigorífico o añadiéndole un cubito de hielo.
- Doña Amalia guarda un recetario tradicional muy extenso en su cabeza, no lo tiene anotado en ninguna parte, excepto las recetas que me fue contando y yo anoté en mi cuaderno, muchas de las cuales verán la luz por aquí porque merecen la pena.

Con esta receta tradicional del pueblo de Cuevas de San Marcos, que por cierto no conozco, quiero participar en el concurso culinario organizado por Apicius, patrocinado por San Ignacio, Artepan, Taller de las tradiciones, La cocina de Plágaro, Oh!Menaje y Marvi Rótulos-Placas conmemorativas.




Desde aquí quiero animar a todas las personas de Cuevas de San Marcos o de cualquier parte del mundo, que hagan lo posible por salvar lo tradicional de esos lugares, incluidas por supuesto las recetas. Con el paso del tiempo, la globalización y la mujer fuera de casa, se irán perdiendo si no hacemos nada al respecto. ¡Venga!, a desempolvar la libretilla de las abuelas o a hacerles una visita, cuaderno en mano, para no perder las enciclopedias que guardan en sus memorias, yo perdí a mis abuelas siendo muy pequeña y ya no tendré esa oportunidad, no la desperdiciéis los que aún tenéis la suerte de conservarlas (saben mucho de recetas, de plantas medicinales, de huertos, de economía, de relaciones sociales y familiares,...).

¡Hasta pronto!

Print Friendly and PDF