martes, 22 de enero de 2013

Empanada exprés de bonito y huevo

Lo de exprés lo digo porque esta empanada es muy fácil y la podéis preparar con productos pre-cocinados que encontraréis en cualquier supermercado, aunque sobra decir que si tenéis tiempo podéis hacerla aún mas rica si la preparáis casera al completo. Me diréis que también podéis comprar la empanada ya hecha, pero yo todas las que he probado son incomibles, muy secas, con muy poco relleno y todo masa, o con sabor únicamente a cebolla, así que de esta forma podéis mejorar mucho la industrial sin que os lleve mucho tiempo. Puede que en algún obrador la encontréis de mejor calidad o sabor, pero el precio se dispara bastante.
A todos los niños que conozco, algunos incluso odian las verduras, les encanta esta empanada, así que si vuestros hijos son difíciles de convencer para que coman verduras intentadlo con una buena empanada y me contáis...



Ingredientes (para 4-6 personas):
400 gr. de pisto de bote (o mejor casero si podéis prepararlo o tenéis una reserva en el congelador)
3 huevos
2 láminas de masa especial para empanada (sólo la he encontrado comercializada por la marca La cocinera, o podéis hacer una buena masa de empanada si tenéis tiempo)
160 gr. de bonito en conserva (que sea de buena calidad)
sal y pimienta recién molida
un poco de tomillo seco
1 huevo batido para pincelar la empanada

Preparación:
Ponemos a cocer los huevos en agua con sal, 10 minutos desde que empieza a hervir (podemos hacerlo con antelación, por ejemplo mientras desayunamos o ponemos una lavadora). Dejamos enfriar en agua fría, los pelamos y picamos en trozos.
Mezclamos el pisto (que esté frío) con los huevos duros troceados y el bonito desmenuzado, salpimentamos al gusto y añadimos un poco de tomillo seco (si el pisto no lo tenía ya). Removemos bien para que la mezcla sea homogénea.


Desenrollamos una lámina de masa (las comerciales vienen envueltas en papel de horno, se lo dejamos debajo). Ponemos el relleno encima sin pegarnos a los bordes, dejando como un centímetro libre. Tapamos con la otra masa desenrollada, ayudándonos con el papel que trae. Una vez que hemos puesto la masa encima, vamos retirando el papel, y presionamos los bordes de ambas masas para que queden selladas, podemos hacer un dobladillo para sellarlas mejor.

Pintamos toda la superficie de la empanada con huevo batido, y con ayuda de un tenedor pinchamos la superficie para ayudar a que salga el vapor. En el centro de la empanada hacemos un agujero mayor con la punta de un cuchillo, sino la empanada quedará abombada tras hornearse.

Ponemos la empanada sobre la rejilla del horno (para que la base reciba mas calor y no quede húmeda) y cocemos unos 35-40 minutos en horno precalentado a 200ºC, hasta que esté bien dorada.
Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre la rejilla. Podemos servirla tibia o fría. ¡A comer!



Notas:
- Podemos hacer la empanada mas pequeña, con una sola masa, doblándola por la mitad. En ese caso necesitaréis menos relleno.
- Esta empanada es estupenda para un picnic en el campo o en la playa, o para cortarla en porciones pequeñitas para una fiesta de cumpleaños o cena informal con los amigos. Además, como podemos servirla fría la podemos hacer con antelación, ahorrándonos agobios de última hora. Si la preferimos tibia, podemos darle un último golpe de calor en el horno antes de servir o unos segundos de microondas, aunque la masa en el micro se reblandecerá.




Print Friendly and PDF