martes, 5 de febrero de 2013

Macarrones integrales con salsa de puerros y champiñones

No suelo publicar recetas de pasta, intento cocinarla de tarde en tarde y además varío poco la receta. O la comemos sólo con muchos ajos y aceite de oliva virgen extra, o le añado además atún en conserva y huevo duro, pero no suelo enredarme mucho en hacer salsas elaboradas para la pasta, y ni mucho menos uso nata ni carnes o chorizos picados, me resulta un plato demasiado pesado con esos ingredientes, aunque eso no quiere decir que no me guste, eh?.
Pero esta vez tenía ganas de una salsa vegetal, así que rebusqué en mis libros una salsa que fuese fácil y resultase rica de sabor. En cuanto vi la palabra puerros sabía que la había encontrado, es la verdura que no me puede faltar en el frigorífico y que es capaz de resaltar cualquier plato.
Como además, el niño me dejó el plato limpio, pues tenía que guardar esta receta en un sitio bien visible, para recordarla cuando me falte inspiración en la cocina.
He usado macarrones integrales para aumentar la cantidad de fibra y nutrientes, pero la salsa la podéis poner con cualquier tipo de pasta que os guste.
De segundo os recomiendo un pescado a la plancha o al horno si no sois veganos.


Ingredientes (para 4 personas):
350-400 gr. de macarrones integrales
2 puerros
1 cebolla
1/2 vaso de vino dulce (unos 100 ml.)
250 gr. de champiñones pequeños
aceite de oliva virgen extra
sal y pimienta negra recién molida
orégano (opcional)

Preparación:
Limpiar los puerros y cortarlos en láminas finas. Pelar la cebolla y cortarla en juliana. En un fondo de aceite de oliva caliente rehogar los puerros y las cebollas hasta que empiecen a coger color. Regarlos con el vino y dejar cocer hasta que se reduzca. Salpimentar al gusto y triturar todo con ayuda de una batidora.

Poner a cocer la pasta en abundante agua salada hirviendo, el tiempo que indique el fabricante o unos minutos mas si nos gusta menos al dente. Remover de vez en cuando. Escurrir la pasta reservando parte del agua de cocción, ya que nos servirá para aligerar la salsa de puerros y dejarla con el espesor que nos guste.

Mientras la pasta está cociendo, limpiar y laminar los champiñones y saltearlos en una sartén con un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Salpimentar.

Servir la pasta escurrida con la salsa de puerros caliente por encima y coronando con los champiñones salteados. Podemos decorar espolvoreando un poco de orégano seco, pero a mí se me olvidó hacerlo.


Notas:
- La salsa saldrá de color mas blanco si no usáis nada de la parte verde de los puerros, pero a mi me gusta aprovechar todo lo posible la parte tierna de las hojas verdes.
- Podemos sustituir los champiñones por setas, por ejemplo rebozuelos o boletus.




Con esta receta vuelvo a participar en el concurso de recetas saludables del blog Mis Recetas Anticáncer. ¡Todavía estáis a tiempo de participar!





Print Friendly and PDF