martes, 19 de marzo de 2013

Palitos salados de hojaldre y anchoas


Hoy, día del padre, aunque no es un día que yo celebre especialmente porque mi padre ya no está, os propongo hacer un aperitivo fácil y rico para cuando los papis o los no papis lleguen a casa; les encantará este picoteo a cualquier hora, con una cervecita o una copita de vino. 

La receta es del libro de masas de Michel Roux (a ver si alguien me lo regala que mi cumple es pronto, eh? jiji) pero yo se lo ví a Mabel, que lo explica estupendamente en su blog.


Ingredientes:
2 láminas de hojaldre (cuadradas)
3 latitas de anchoas en conserva
1 huevo batido para pintar
semillas de amapola para decorar (opcional)


Preparación:
Extendemos una lámina de hojaldre y la pintamos con el huevo batido. 
Escurrimos las anchoas del aceite y las secamos un poco con papel de cocina. Ponemos tiritas de anchoas sobre el hojaldre pintado, sin dejar huecos en las filas. Extendemos la otra lámina de hojaldre y la ponemos por encima de la primera lámina, tapando las anchoas.


Presionamos bien para que se peguen las dos láminas y no queden burbujas de aire. Pintamos de nuevo la superficie con el huevo batido y espolvoreamos con las semillas de amapola. Con un corta-pizza o un cuchillo bien afilado vamos cortando tiritas en sentido contrario a las filas de anchoas y las vamos poniendo un poco separadas sobre una bandeja de horno forrada con papel sulfurizado.
Las metemos en horno pre-calentado a 200ºC hasta que estén doraditas, unos 15-20 minutos. No dejéis que se tuesten demasiado. Dejar enfriar y listo!



Notas:
- Aunque se puede hacer con una sóla lámina de hojaldre, doblándola por la mitad, yo os recomiendo que hagáis 2 láminas para que os salgan un montón de palitos, que luego vuelan y os dejan sin probarlos!
- Los palitos se pueden hacer lisos o retorcidos antes de hornearlos, según la presentación que os guste mas, en la foto principal de arriba podéis ver palitos de los dos tipos.
- Mabel también los hace con aceitunas, pero a nosotros nos encantan las anchoas, así que no hemos probado aún con las aceitunas, pero todo se andará.


Print Friendly and PDF