viernes, 24 de enero de 2014

Bizcocho de Kumquats y gotas de chocolate

Estamos en temporada de kumquats, por si no los conocéis son unas naranjas muy pequeñitas, que se pueden cultivar incluso en maceta. A mi me han dado una gran bolsa con ellas y espero sacar tiempo para poder presentaros varias recetas diferentes.

Empiezo con este bizcocho que me inspiró mi amiga Laurita del blog Cocinax2. Ya lo había probado antes pero nunca lo había preparado yo, así que fue la primera receta que se me vino a la cabeza cuando tuve los kumquats en mi poder. 
Le he hecho unos ligeros cambios, como aumentar la cantidad de kumquats o agregarle unas gotas de chocolate, porque mientras preparaba este bizcocho me acordé de Nino, una gran amiga a la que le encanta la combinación naranja-chocolate, así que éste ha sido el resultado. Espero que os guste tanto como a mi.



Ingredientes: 
275gr. de kumquats (alrededor de 250gr. cuando están despepitados)
3 huevos
200gr. de azúcar
100gr. de aceite de oliva virgen extra
250gr. de harina de reposteria (floja)
1 sobre de levadura química
50gr. de pepitas de chocolate (opcional, se puede omitir o echar mas cantidad, hasta los 100gr., según os guste el chocolate)

Preparación:
Precalentar el horno a 180ºC.
Lavamos los kumquats, los partimos por la mitad y con la ayuda de la punta de un cuchillo sacamos los huesos. Los trituramos  con una batidora o robot y reservamos este puré para añadirlo a la masa mas adelante.


Batimos el azúcar con los huevos a velocidad alta para que monten bien (este paso es importante si queremos que las pepitas de chocolate no se vayan luego al fondo del molde, la textura de la masa no debe quedar muy líquida).


Añadimos entonces el puré de kumquats y el aceite, poco a poco y batiendo a velocidad baja.


Cuando la mezcla esté homogénea añadimos la harina junto con la levadura. Podemos seguir batiendo a velocidad baja, pero no mucho tiempo, no queremos que se desarrolle el gluten de la harina. Es mejor terminar de mezclar con cuchara, con movimientos envolventes que harán que la harina se integre bien sin que la masa pierda su volumen.


Por último añadimos las pepitas de chocolate y removemos para que se repartan uniformemente.
Encamisamos un molde apto para horno (yo uso un spray desmoldante porque me parece muy cómodo). Echamos la mezcla en el molde y dejamos hacer en el horno a 175-180ºC unos 45 minutos. El tiempo de horneado dependerá mucho de nuestro horno y del molde que utilicemos. Yo he usado uno de 20cm. de diámetro y 7cm. de alto, pero podéis usar cualquiera que tengáis, cuidando el tiempo de horneado. 
Después de los 30-40 minutos iniciales podéis comprobar pinchando en el centro del bizcocho con una aguja, si sale limpia y seca, significará que está listo. Dejar entibiar unos minutos y desmoldar sobre una rejilla hasta que enfríe completamente.

Podemos espolvorear un poco de azúcar glass por encima para decorar, o bañarlo con una ganache de chocolate, como mas nos guste. 





Print Friendly and PDF