viernes, 7 de agosto de 2015

Pastelitos borrachos

Si, debo estar loca para encender el horno con estas temperaturas, pero ya dice el refrán que "sarna con gusto no pica", y si pica, pues ya se pasará cuando nos estemos comiendo este bizcocho mojadito en el café con leche, jeje
¡Venga, valientes, probadlo y me contáis!


Ingredientes:
5 huevos
200 gr. de azúcar
60 gr. de mantequilla blanda
250 gr. de harina de repostería
1 sobre de levadura química (unos 16 gr.)
Para el jarabe:
1 vaso de vino dulce tipo moscatel
100 gr. de azúcar
Molde: He usado una bandeja de horno rectangular de 30x25 cms. aproximadamente

Preparación:
Precalentamos el horno a 170ºC.
Se separan las yemas de las claras y se baten las yemas con el azúcar. Luego incorporamos la mantequilla blanda (si está del frigorífico podéis ponerla unos segundos en el microondas). En otro bol montamos las claras a punto de nieve y las agregamos a la mezcla de yemas, removiendo con movimientos envolventes para que no se bajen mucho. Unimos la harina con la levadura, y vamos agregándolas a la mezcla en forma de lluvia, y removiendo de igual forma hasta que sea homogénea.


Echamos la mezcla sobre el molde cubierto con papel de horno y horneamos a 170ºC unos 30-40 minutos, hasta que se vea dorado y al pincharlo con una aguja, ésta salga limpia. Cuando esté listo, lo sacamos del molde y lo dejamos enfriar, no hace falta quitarle aún el papel.


Mientras, preparamos el jarabe, poniendo en un cazo el vino y el azúcar y calentándolo hasta que el azúcar se disuelva y hierva un par de minutos. Lo dejamos templar un poco.
Pinchamos el bizcocho con una aguja por toda la superficie y lo bañamos con el jarabe. Lo dejamos enfriar del todo, y lo servimos cortado en porciones pequeñas. 


Quedan esponjositos y con un sabor... uuuummmm...




Print Friendly and PDF